Inicio Carnaval 2014 Guaranda: el Carnaval de los Carnavales

Libro de visitas  Agenda de Eventos  Contacto

La Ciudad  Vialidad  Trasnporte

Guaranda: el Carnaval de los Carnavales

Guaranda: el Carnaval de los CarnavalesCiertamente que al Carnaval de Guaranda, por más que lo intenten, nadie lo puede imitar. El carnaval tiene la marca guarandeña. Las comparsas, carros alegóricos y shows musicales son parte de la celebración, que se complementa de manera magistral con la celebración que se prepara y se vive en cada casa guarandeña. Ahí está la diferencia y por ello el Carnaval de Carnavales es el de Guaranda.

Los días del Carnaval, la ciudad amanece sumergida en el olor a fritada. En las casas se vive intensamente los preparativos. Comida y bebida se prepara para celebrar esta fiesta grande.  Mientras la mayoría sale a ver las comparsas, otras se quedan en casa preparado los potajes.

El domingo el  Carnaval llega a su clímax en Guaranda, la ciudadanía se toma las calles desde tempranas horas para mirar el paso de las comparsas y carros alegóricos, un evento muy querido y esperado por toda la población. Mientras se ve este corso, en viandas  generosas, los anfitriones que reciben a familiares y amigos empiezan a compartir fritada con mote, chicha y una que otra copa. Y así se hace el carnaval.

Los corsos, carros alegóricos así como los diferentes shows con artistas nacionales e internacionales  son celebraciones públicas del Carnaval, pero al mismo tiempo en las casas, las familias guarandeñas celebran la fiesta con una intensidad única que recoge una ancestral tradición alrededor de la rica gastronomía, el canto de coplas, el  baile, la visita a familiares y amigos, el reencuentro con amigos de antaño.  En algunas casas el pele del chancho es un ritual que convoca y congrega a varias familias. Cuero caliente, mote con fritada, morcillas y longanizas. En pailas de bronce, al calor de la leña se prepara la deliciosa fritada. Y así se hace el carnaval, con personas de buen gusto y de buena voluntad. En el campo y la ciudad todo es Carnaval.

Las guitarras, los bombos y en algunos casos las dulzainas,  bandoneones, la hoja de capulí e inclusive acordeones son entonados para "cantar el Carnaval". Esa música, tan nuestra, suena permanentemente en todas las casas, en donde se canta y baila hasta la hora de comer. Las coplas son de todo tipo: enamoradoras, políticas, sociales, ambientales, pícaras, geográficas... hay para todos los gustos. La canción tradicional, que tiene casi una veintena de diferentes grabaciones, suena a todo volumen por doquier.

En el sector rural de nuestro cantón, tanto en el sector indígena como en el mestizo, el carnaval tiene su propia lógica.  Para celebrar la fiesta, las familias kichwas se preparan con quince días de anticipación, en donde recogen leña en cantidad para preparar los alimentos como la fritada, el mote, los cuyes, los chihwiles y la chicha. De igual manera se preparan los campesinos, ellos engordan el chancho, crían gallinas y cuyes para "hacer el Carnaval, esperan la llegada de los "negros" que con guitarra y tambora llegan a las diferentes casas a cantar, bailar y comer lo que ofrece quien les recibe. Una copa, polvo y abundante comida dan el toque a esta singular celebración. Es normal escuchar a los carnavales por caminos y lomas d ellas comunidades entonar el carnaval.


En el campo y la ciudad es tradicional preparar la chicha en pondo de barro, bebida que es ofrecida durante todo el carnaval a propios y extraños. Un buen plato de mote con fritada y un vaso de chicha en su punto es el abrebocas en toda casa guarandeña.

En Guaranda se vive y celebra el carnaval de carnavales.

guar feb11 002

guar feb11 003